#BardenasLibres de Caciques y militares.

Publicado en Últimas Coberturas

Bardeneros, bardeneras, gentes venidas de Aragón y EuskalHerria,


Hace 5 años comenzamos la andadura de esta plataforma contra el polígono de tiro de Bardenas, en la que participamos más de 80 colectivos políticos y sindicales. Entonces, consideramos fundamental hacer un esfuerzo entre diferentes, para volver a impulsar una de las luchas históricas con más apoyo dentro del sentimiento popular en estas tierras bardeneras, cerrar estas instalaciones militares definitivamente.

El último contrato de arrendamiento entre el Ministerio de Defensa y  la Junta de Bardenas, se firmó bajo tres premisas importantes, la duración de 20 años divididos en dos periodos de 10 años, prorrogables automáticamente a otros diez, el aumento del canon recibido por la Junta en la segunda mitad del contrato de 7 millones de €/año a 14 millones, y la cesión por parte del Ejército de la propiedad dominical de todo el territorio de Bardenas a la Comunidad de Bardenas. Algo que entonces se presentó como un hito histórico.

Este contrato hermético e impuesto, nunca ha sido consultado por las gentes de los pueblos afectados, y  esconde el robo en la práctica, de las tierras bardeneras a aquellas que tienen el derecho legítimo de uso y disfrute, las vecinas y vecinos de los pueblos congozantes, pero también impone a aquellos que no lo son, los riesgos del uso militar de este paraje natural y sus alrededores. Ante esta situación, desde BL2018 planteamos la realización de Consultas populares que evidenciaran el rechazo social que genera este polígono de tiro militar.

Este año 2018 es una fecha clave, ya que es ahora cuando se prorroga el contrato de arrendamiento, doblándose el canon que va a recibir la Comunidad de Bardenas, aumentando así la dependencia económica hacia estas instalaciones por parte de los 19 ayuntamientos, dos valles y Monasterio de la Oliva. Es el momento por tanto, de mostrar nuestro más absoluto rechazo a la barbarie que se ensaya aquí. Es momento de volver a aglutinar fuerzas para exigir el desmantelamiento de estas instalaciones militares, y renovar fuerzas ante este cambio de ciclo.

Insistimos también en poner en cuestión la legitimidad de la Junta de Bardenas para firmar éste y otros contratos con Defensa, por diversos motivos. Principalmente porque no es un ente democrático ni representativo de la sociedad afectada por este polígono militar, porque no es transparente en su funcionamiento, y facilita el caciquismo ante la explotación de los recursos económicos de Bardenas, alejada de lo que debería ser la buena gestión pública, tal y como recoge el último informe de Comptos sobre los gastos de la Comunidad de Bardenas.

Tenemos mucho trabajo por delante, debemos seguir compartiendo y denunciando lo que sucede aquí en Bardenas, tejer redes con otros colectivos y otras luchas vinculadas a la nuestra, como la Karabana de lxs Refugiadxs, porque las guerras que sufren se preparan aquí, miremos aquí y no hacia otro lado, debemos abrir debates que algunos ya daban por cerrados como la propiedad del terreno que ocupa el polígono de tiro y seguir forzando a las instituciones, que se posicionan en contra del polígono, a que vayan más allá de las meras declaraciones.

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter