#25F18 No a la Europa fortaleza. Los derechos humanos no se negocian.

Publicado en Últimas Coberturas

NO A LA EUROPA FORTALEZA;

LOS DERECHOS HUMANOS NO SE NEGOCIAN

5.000 personas se ahogaron en 2016, el año más mortífero, en su intento de alcanzar Europa. 35.000 personas han perdido la vida en el mar Mediterráneo en los últimos 17 años. Estas muertes se hubieran evitado de haber contado en su trayecto con vías legales y seguras.

En 2016, 1.259.265 personas, 15.755 de ellas en el Estado español, solicitaron protección internacional en Europa tratando de encontrar refugio. Miles de personas esperan en condiciones infrahumanas ser acogidas en campos de refugiados dentro y fuera de Europa.

El Gobierno español está incumpliendo sus propios compromisos. El 26 de septiembre de 2017, terminado el plazo del programa de reubicación y reasentamiento europeo, el Estado español únicamente había acogido 2.716 personas, 15,67% de las 17.337 personas asignadas en su cuota. Además, las políticas de asilo españolas durante 2016-2017 han limitado al máximo el derecho de asilo a miles de personas.

Alrededor de 70 millones de personas en todo el mundo están desplazadas forzosamente. Multinacionales de Europa están en el origen de las causas de muchas de estas migraciones forzosas debidas a guerras provocadas por intereses económicos y energéticos, vulneración de derechos, esclavitud laboral, etc. Mientras tanto, Europa se blinda endureciendo las políticas de asilo para dificultar aún más el acceso al derecho de protección internacional y apoyando acuerdos “ilegales” con terceros países no seguros para que ellos se encarguen de “gestionar” el futuro de millones de personas, a las que reiteradamente se vulneran sus derechos; en sus países de origen, durante su tránsito y al llegar a Europa, a pesar de las leyes internacionales y declaraciones universales que obligan a ofrecer protección internacional.

Reivindicamos al Estado Español y a Europa:

    * Garantizar el derecho a la libre circulación de las personas, recogido en el artículo 13º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

   * Cumplir con la legalidad internacional en materia de asilo, haciendo una lectura amplia y generosa de la misma.

    * Modificar las políticas de migración, derogando la Ley de Extranjería y apostando por políticas basadas en la acogida y la defensa de los derechos humanos, y no en el castigo y la expulsión.

    * Respetar los derechos de quienes intentan llegar a nuestras fronteras garantizando que puedan solicitar protección internacional de forma efectiva y sin trabas.

    * Garantizar el acceso a vías legales y seguras, como corredores humanitarios o la posibilidad de solicitar asilo en embajadas.

    * La adopción de políticas y medidas urgentes de acogida que garanticen la dignidad y la inclusión de las personas refugiadas y migrantes en aplicación de la legislación internacional con especial hincapié en las necesidades de protección de las personas más vulnerables.

    * Que la Unión Europea suspenda la firma y los acuerdos de control fronterizo, retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos.

    * Trabajar sobre las causas que provocan los desplazamientos forzosos

    * Cumplir con los compromisos y obligaciones adquiridos acogiendo en Navarra a, al menos, las 300 personas que del “cupo europeo” le corresponden.

La ciudadanía está en pie. No seremos cómplices. Esta Unión Europea no nos representa.

NO A LA EUROPA FORTALEZA, LOS DERECHOS HUMANOS NO SE NEGOCIAN

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter