#AbdenabiLIBRE eta gurekin, ¡Abdenabi se queda!

Publicado en Últimas Coberturas

Abdenabi, huelguista de Huerta de Peralta, no será encarcelado ni expulsado a Marruecos.

La huelga realizada en Huerta Peralta y su resolución han supuesto un hito en el agro navarro. En uno de los sectores económicos con mayor explotación y vulnerabilidad laboral, trabajadores y trabajadoras del campo se pusieron en pié y dijeron “basta, tenemos derechos”. 28 días de huelga dieron sus frutos, obligando a la empresa a firmar un acuerdo con los y las huelguistas. 28 días de lucha y también de represión; en nuestra retina conservamos la imagen de la Policía Foral cargando contra trabajadores pacíficamente sentados y las imágenes de trabajadores heridos en dichas cargas. Entre ellos se encontraba Abdenabi.
Tras la huelga, tras la firma del acuerdo, más represión. Represión policial y judicial. Un trabajador huelguista, Abdenabi, es acusado por la Policía Foral de agresión a un agente, solicitando el Fiscal por ello 2 años y medio de cárcel y, por tratarse de un trabajador extranjero, 5 años de expulsión del Estado español. La Ley Mordaza y la Ley de extranjería se daban la mano. Una Ley Mordaza que ha servido para encarcelar huelguistas, piketeros o sindicalistas. Una Ley de Extranjería que crea una bolsa de trabajadores y trabajadoras sin derecho a trabajar, los y las sin-papeles, idónea para el próspero mercado negro español; que condiciona la renovación del permiso de residencia a un contrato de trabajo, creando una sub-clase trabajadora a la que se dificulta el reivindicar que se cumplan sus derechos laborales, ya que la no renovación del contrato puede suponer su expulsión. Una Ley de Extranjería que da un paso más en el caso de Abdenabi, solicitando la expulsión de un trabajador por reivindicar sus derechos laborales. Todo un “aviso a navegantes”.
Ante ello, organizaciones sindicales y anti-racistas nos organizamos en un movimiento de resistencia, con los lemas #AbdenabiLIBRE eta gurekin, #AbdenabiSeQueda”. Esta resistencia provocó una ola de solidaridad y en pocos días recibimos cientos de adhesiones de organizaciones de todo Euskal Herría y el Estado. Adhesiones y manifiesto que presentamos ante los medios de comunicación en junio. Precisamente en este mismo lugar, el Palacio de (in)Justicia; para señalar e identificar el racismo institucional que también la Justicia está ejerciendo.
Hoy volvemos a convocar a la prensa aquí, ante el Palacio de (in)Justicia, para comunicar que Abdenabi se queda, libre y con nosotras. La defensa de Abdenabi a llegado a un acuerdo con Fiscalía, por la que ésta reduce la pena y retira la petición de expulsión del territorio español. Abdenabi ni será expulsado ni entrará en prisión.
Las organizaciones abajo firmantes, ante este acuerdo judicial, queremos resaltar:
- Mostrar nuestra más profunda alegría porque Abdenabi se quede libre y con
nosotras.
- La solidaridad y la resistencia generada desde las propias personas migrantes y extendida entre el movimiento popular de Nafarroa han sido elementos clave que han favorecido que Abdenabi hoy siga entre nosotras.
- La alegría manifestada no pretende esconder nuestra indignación por saber que el acuerdo alcanzado no es más que fruto de la amenaza permanente que sobre las personas migrantes ejercen las fuerzas policiales y las instituciones valiéndose del perverso cruce entre la ley de extranjería y la ley mordaza. Abdenabi ha tenido que
aceptar un acuerdo por una agresión que nunca se dio sencillamente porque, de lo contrario, hubiera sido expulsado.
- Ante ello queremos señalar: Abdenabi nosotros y nosotras sí te creemos.
- Denunciamos una vez más el incesante racismo institucional, judicial y policial que practica impunemente nuestro sistema; un racismo que provoca la criminalización de la migración, la desatención hacia las necesidades básicas de las personas migrantes y racializadas y la aplicación de políticas y medidas persecutorias, restrictivas y xenófobas.
- Para finalizar queremos resaltar que esta red de resistencia que hemos formado no finaliza aquí. Abdenabi no es un caso aislado. No se trata sólo de un trabajador amenazado de expulsión ni de únicamente de una empresa. Se trata de la situación muy generalizada en el campo navarro y de todo un entramado empresarial e institucional que busca lucrarse y obtener beneficios a partir de la explotación laboral de las personas migrantes prevaliéndose de la situación de vulnerabilidad a la que el sistema les relega.
Por tanto, quienes hemos participado en la iniciativa Abdenabi libre eta gurekin seguiremos trabajando juntas para destapar y denunciar el racismo y los abusos que sabemos que están dándose en muchas empresas del agro navarro. No vamos a permitir que ningún caso quede sin denuncia; y también continuaremos enfrentándonos a todas y cada una de las manifestaciones racistas de nuestro sistema; institucionales, laborales, patronales, judiciales y policiales.
Iruñea, 10 de septiembre de 2019

 

Feed

síguenos en RSS

Twitter

síguenos en Twitter